sábado, 7 de abril de 2018

Ilustrando a... Ana Sender

Bienvenido/a a esta sección de entrevistas a autoras integrales de álbum ilustrado cuyo objetivo es conocer sus procesos de creación y visibilizar su obra.

Hoy te presento el trabajo de... Ana Sender.

1. Tus inicios. ¿Cuál es tu formación académica? ¿Cuándo te interesaste por la ilustración y en especial, por el álbum ilustrado?
 
He dibujado desde que recuerdo y, desde que supe que había una profesión como la de ilustrador tuve bastante claro qué era lo que quería hacer, aunque han habido periodos en los que me he desviado un poco y he ido por otros caminos.
Empecé yendo al estudio de una pintora (Rossana Fontanet) durante la adolescencia; aprendí mucho de técnica y experimenté todo lo que pude. Después empecé a estudiar pintura en la escuela Massana de Barcelona, pero no acababa de encontrar lo que buscaba y, cuando introdujeron los grados formativos, entre ellos el de ilustración, allí que me fui de cabeza. De todos los campos a los que me podía dedicar como ilustradora el de álbum siempre me llamó mucho más la atención.
Más adelante hice dos cursos de álbum ilustrado, uno en l'Escola de la Dona (Diputació de Barcelona) con Ignasi Blanch de profesor, y el otro con Mariona Cabassa, Rebeca Luciani y Jorge Zentner en el que escribíamos nuestros propios álbumes. Aprendí muchísimo y retomé las ganas de dedicarme a ello. También he ido haciendo cursos más específicos relacionados con la ilustración o con cosas que me podían ayudar a mejorar.
Creo que me podría pasar la vida estudiando, es una de las cosas que me encantan de esta profesión, que siempre puedes seguir aprendiendo.

2. ¿Recuerdas tus cuentos favoritos de pequeña? ¿Crees que te han influido en tu trabajo?

Sí, recuerdo sobretodo los que me contaba mi abuela, no los he vuelto a escuchar o leer en ningún sitio. Solían tener un punto muy bestia, oscuro y también mucho humor negro y escatológico. Muchos incluían canciones.
Me fascinaban y estoy segura de que han influido mucho en lo que hago.

3. ¿Cuáles son tus referentes actuales?

En ilustración me encantan Alice y Martin Provensen (aunque no sean tan actuales), Carson Ellis, Joanna Hellgren, Lilli Carré...
Y en otros ámbitos estoy enamorada del mundo de Leonora Carrington, tanto su obra pictórica como sus historias escritas. También Sonia Delaunay, William Morris, de Chirico y por supesto El Bosco y Brueghel.
También me inspiran escritores como Ray Bradbury, Neil Gaiman, Virginia Woolf, Kelly Link, Angela Carter, Michael Ende, Roald Dahl... la lista es infinita.

4. ¿De dónde surgió la idea de tu primer libro?

Mi primer libro publicado como ilustradora y escritora fue "El buscador de orquídeas". La primera idea era hacer algo así como una recopilación de lugares imaginarios, pero quería que no se quedara en una simple lista, sino que alguien te los mostrara por algún motivo. Pensé que quién mejor que un explorador. Cuando pienso en exploradores me viene a la cabeza el típico personaje de principios del siglo XX, entonces me hablaron de los cazadores de orquídeas de esa época, aventureros intrépidos que se jugaban la vida para conseguir los mejores ejemplares para los aristócratas ingleses que los contrataban. 
Me pareció perfecto y apasionante; ése sería mi explorador pero él no se limitaría a viajar por este mundo, viajaría a la luna, al mundo de los sueños o a ciudades subterráneas... y de paso nos mostraría las orquídeas más peculiares que puedas imaginar.

5. ¿Cómo fue tu primera experiencia como autora profesional? ¿Quién te dio la oportunidad?

Desde que acabé de estudiar, tardé bastante en dedicarme a esto. Tenía mucha prisa por independizarme y di prioridad a conseguir cualquier trabajo que me pagara el alquiler. Fueron saliendo algunos encargos esporádicos, pero no he empezado a dedicarme a la ilustración en serio hasta hace relativamente poco. Una de las primeras propuestas profesionales que me surgieron fue diseñar estampados de ropa para la marca La Casita de Wendy, colaboración que se ha prolongado hasta ahora. Cuando empecé no tenía ni idea de cómo funcionaba el mundo del diseño de estampados y de la moda; he podido aprender muchísimo de ellos.
El primer libro que me encargaron ilustrar fue "Los Turistas", una novela gótica de Rui Díaz Correia editada por El Verano del cohete. Yo casi me había rendido y olvidado que lo que más quería hacer era ilustrar libros, contar historias. Esto me ayudó a recordármelo. Un tiempo después los editores de Tres Tigres Tristes confiaron en mí para escribir e ilustrar un proyecto, de ahí surgió "El Buscador de Orquídeas". Desde entonces han empezado a surgir más propuestas y no he parado de trabajar ilustrando textos de otras personas o los míos propios.

6. Sobre el proceso de escritura, ¿cuánto tiempo te lleva escribir una historia? ¿Dónde buscas la inspiración o los posibles temas?

Es un proceso que me apasiona pero no lo tengo tan interiorizado como el proceso de ilustrar; en cierta manera me cuesta más y suelo pensar mucho, mucho y apuntar miles de ideas, darles vueltas... luego suele pasar que un día surge todo casi como por arte de magia, todo se ordena y cobra un cierto sentido. Por lo tanto, a lo mejor escribo la historia para un álbum en un día pero paso muchos dándole vueltas.
No sabría qué decirte sobre la inspiración, me viene de mil cosas que he ido acumulando en mi vida. Suelo elegir los temas que me apetecería que me contaran, entonces me los cuento yo. 

7. Proceso y metodología, ¿cómo te organizas y trabajas? ¿Podrías describirme tu día a día?

Soy un caos pero intento organizarme un poco más desde que soy mi propia jefa, aún así no hay dos días iguales. Tengo el estudio en casa y eso tiene su lado bueno y su lado malo. Soy obsesiva y me tengo que obligar a desconectar y esto cuesta más si trabajas desde casa. Normalmente por la mañana es cuando trabajo mejor, aunque últimamente trabajo casi todas las horas del día y acabo parando solo después de cenar, porque me obligo.
En cuanto al proceso de creación de un libro sí que empiezo a adoptar una metodología más constante. Suelo empezar con la documentación y la inspiración, una vez sé el tema. En esta fase, que me encanta, puedo perderme bastante, se abren montones de posibilidades y a veces tengo que darme una colleja para elegir, de una vez, uno de los caminos. Luego suelo dibujar mucho sin una idea concreta, a ver lo que surge, qué registro me pide la historia. Simultáneamente me voy haciendo mis esquemas de qué quiero explicar, apunto ideas...
Entonces suelo hacerme un story-board bastante confuso para todo el que no sea yo y de ahí muchas veces paso directamente a las ilustraciones finales, salvo alguna excepción en la que hago algún boceto intermedio.
Si también estoy escribiendo la historia suelo hacerlo a la vez que voy dibujando; pienso mucho en imágenes para estos proyectos y no sabría hacerlos primero escribiendo todo el texto y después pensando la ilustración. Pero igual algún día lo intento.

8. ¿Cuál es tu objetivo como autora e ilustradora? ¿Qué mensaje quieres transmitir a través de tus obras?

No sé si me he llegado a plantear un objetivo concreto, a parte de poder seguir haciendo lo que me gusta, no dejar de aprender y cada vez hacerlo mejor.
Cuando dibujo y escribo no me planteo tampoco un mensaje concreto que quiera hacer llegar, aunque una vez he acabado suelen haber temas comunes en lo que hago que, supongo, introduzco inconscientemente como la importancia de la imaginación, la magia, los sueños... escapar de un mundo gris y plano.

9. ¿Estás trabajando en un nuevo libro? ¿Qué nos puedes contar sobre él?

Tengo un proyecto con Avenauta, el nuevo sello de Tres Tigres Tristes, que está más pensado para un público no infantil. Es un álbum ilustrado sobre la estancia de Mary Shelley en Villa Diodati, sobre los días de verano que pasó allí y de donde surgió Frankenstein.
También voy a ilustrar un texto de Fran Pintadera para Akiara Books.

10. Un último consejo a los que como tú, quieran dedicarse a esto:

Observa mucho, dibuja mucho, busca la inspiración en cualquier parte, no trabajes a cambio de visibilidad y no te olvides de vivir.


Para obtener más información sobre Ana Sender, puedes seguirla en su página de Facebook e Instagram




¿Te ha gustado este contenido?
Si no quieres perderte el siguiente post, ¡suscríbete al blog!
           

2 comentarios:

  1. Muy buena la entrevista, saber más del proceso creativo y de una ilustradora ayuda a tomar conciencia de una misma. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen. Yo también aprendo muchísimo compartiendo los testimonios de estas grandes autoras. Celebro que a tí también te ayude en la toma de consciencia :)

      Eliminar