jueves, 31 de enero de 2013

Aquellas postales de navidad... ACTUALIZACIÓN

Sé que esta entrada llega tarde y está algo desfasada pero este año me he propuesto (entre muchas otras cosas) acabar todo lo que empiece aunque me lleve una eternidad o no tenga mucho sentido práctico hacerlo (por las fechas y las circunstancias en las que estamos... ¬¬U)

Para que entendáis el por qué, me remito a la entrada que Silvia Tarragó escribió bajo el mismo título (espero que no te importe, Silvia) en su blog La veu del Roure. Indirectamente me dió el pretexto perfecto para mostraros una selección de mi colección de postales de navidad, así como el origen de mis propias postales. Las que empecé a dibujar para felicitar a mis amigas del colegio; tradición que he mantenido, con alguna que otra interrupción, hasta nuestros días... 

Empezaré diciendo que en el último colegio donde estuve, Mª Auxiliadora (todo féminas), fue donde más abundó ese intercambio postalero. Tal vez esta clase de rituales sí que discrimine entre sexos (y ser detallista recaiga más en nuestra naturaleza que no en la masculina) el caso es que conservo más postales de aquella época que de ninguna otra. Además, la ventaja de entregárnoslas en mano reducía considerablemente los gastos "de envío" (nos ahorrábamos un fortunón en sellos) Supongo que todo eso tendrá algo que ver...
Una pequeña selección de las postales que recibí en el colegio
Había compañeras que se curraban el interior con contenidos ingeniosos, otras los decoraban con guirnaldas y dibujitos de índole navideño aunque la mayoría se despachaba con los típicos deseos de felicidad y prosperidad (no las culpo, yo también lo hacía)
Me encantaba recibir postales comerciales. Entre mis favoritas estaban las de Ferrándiz y Vives.
Mi colección de Ferrándiz
Mi abuela Palmira tenía el don de escoger las postales más bonitas del mundo como ésta de Vives
Y llegamos al momento en que nacieron mis primeras postales handmade:
En aquella época de la EGB (los 80) éramos casi 40 niñas en clase (numerosas, sí, pero más dóciles que los salvajes de hoy en día...) Si a eso le sumamos mis escasos recursos económicos (no recibía ningún tipo de paga) ya os podéis imaginar mi drama: no tenía ni pa' pipas (en este caso, pa' postales, que viene a ser lo mismo...) Así que tuve que valerme de mis propios medios para corresponder con mis compañeras. Como se me daba bien dibujar pero tampoco era plan producir 40 postales originales, opté por ser más práctica: copié algunas de las que más me gustaban (tenía imaginación pero no tanta) y las pasé a tinta para montar una especie de catálogo en blanco y negro de futuribles postales.
El único original (de Vives) y la cutre copia que dibujé con 12-13 años. Mi réplica se parece más a un Joselito adolescente que a un inocente niñito XDD
Una vez escogida a gusto de la futura destinataria, la fotocopiaba en cartulina blanca y la coloreaba manualmente con lápices de colores. Me llevaban más o menos trabajo, dependiendo del modelo. 
Lo sé, no había factor sorpresa pero para evitar comparaciones y posibles disputas, fue la única manera que se me ocurrió para tenerlas a todas contentas.
Eso SÍ que era atención al cliente PERSONALIZADA... (como que les hacía la postal a la carta...). Detrás de cada modelo todavía conservo los nombres de mis compañeras escritos a lápiz. La postal que tuvo más éxito fue la del bosque nevado con los renos en primer plano que me solicitaron Eva Amores, Sandra Arias, Eli Lorca y Cristina García.
He de puntualizar que esta técnica no se me ocurrió a mí, la tomé prestada de mi prima Marta que por aquel entonces tenía una visión muy emprendedora del tema (se las vendía a mi abuela Rosita).
Mi prima Marta no se complicaba tanto la vida como yo...
Siempre me ha gustado cartearme con gente y he tenido distintos "penpals" que variaban por épocas e intereses (recopilar material de los New Kids On The Block; practicar inglés; conocer otakus del manga o fans de Esther y su mundo...) En navidad, como era de esperar, también recibía postales de todos ellos. Gracias a que las conservo casi todas, he podido trazar una especie de evolución del género. Así, vemos como esas postales escolares (que algunos tildarían de ñoñas o estilo recordatorio de comunión) dieron paso a las postales de Unicef, para mí rompedoras y revolucionarias, ya que ofrecían diferentes visiones de un mismo tema (en vez del consabido nacimiento religioso).
Dos paisajes nevados de Unicef
Le siguieron las postales de Hallmark y Busquets.
Hallmark. La de Santa Claus es troquelada, ¡una pasada!
Busquets
O más de diseño, como las que me enviaba mi compañera de facultad, Marta de Castro, desde Londres.
La de "Revenge of the turkey" es un puntazo. Humor inglés en estado puro
A Unicef pronto le salió competencia desde Intermón Oxfam o Médicos sin Fronteras que también cuidaban con sumo cuidado la estética de sus postales.

Todo lo contrario de las aberraciónes kitch procedentes de los "Todo-a-100" (actualmente conocidos como "chinos")
Aunque sea muy crítica, reconozco que yo también he "pecado" y he adquirido estas monstruosidades para felicitar la navidad aunque en mi defensa diré que nunca llegué a este extremo...
Aunque también me llegaron estilos diversos como éstos que no he sabido clasificar pero que también tienen su gracia.

En casa siempre me han considerado la "artista" de la familia. Después de dibujar el árbol genealógico familiar y una auca de las bodas de oro de mis abuelos, mi abuela Rosita (EPD) comenzó a encargarme ilustraciones para usarlas como postales de navidad. De esta manera se convirtió en mi principal mecenas durante unos años. Yo me responsabilizaba de todo el proceso: diseño, imprenta y distribución. Lo malo de estas comisiones es que la temática quedaba fuertemente restringida. Mi abuela era MUY religiosa (pero MUCHO) y para ella la navidad se reducía únicamente al milagro del Nacimiento...
Creativamente no me aportaba nada, pero no sabía decirle que no por temor a decepcionarla, además de que me quería con locura.

Pasé una temporada de sequía y apenas dibujaba nada, ni siquiera manga, hasta que entré en l'Escola de la Dona donde tomé contacto verdadero con la ilustración.
Recuerdo que antes de las vacaciones de Navidad, nuestro profesor Ignasi Blanch acostumbraba a proponer el mismo ejercicio, que alternaba invariablemente de curso en curso, que consistía en ilustrar "El Cascanueces" de E.T.A Hoffman o "Cuento de navidad" de C. Dickens.
A mí me encandiló "El Cascanueces" desde el primer momento (lo único que conocía era la música de Tchaikovsky) y se convirtió en mi particular obsesión, sobretodo después de haber descubierto en la biblioteca esta joya ilustrada por Roberto Innocenti (hasta Ignasi me pidió que le hiciera copias)
El cascanueces versionado por Roberto Innocenti, 1996
Hasta 3 versiones diferentes he ilustrado del primer capítulo... y con la 3ª y última (que muestro aquí en exclusiva) doy por cerrada mi particular trilogía de postales de navidad de "El Cascanueces"
"El Cascanueces" en distintos momentos y técnicas. De izquierda a derecha: 2008, gouache en bicolor. 2011, acrílico sobre cartón gris y finalmente 2013, collage, acrílico y grafito en papel BASIC GUARRO de 370 gr.
Precisamente ésta es la que empecé a principios de diciembre del año pasado, bajo la supervisión de Mariona Cabassa y que me he empeñado en acabar, fiel a mi propósito de Año Nuevo.
Supongo que está mal que lo diga (porque puedo parecer pretenciosa) pero me siento MUY orgullosa de esta ilustración. En ella no sólo me atreví a pintar sin estudio previo de color (pedazo de logro ante una de mis grandes inseguridades) sinó que además combino varias técnicas como el collage y el grafito (lápiz), aunque predomine el acrílico (sin un retoque digital)


He de confesaros que al igual que Silvia, el motivo que me ha empujado a redactar esta entrada es reivindicativo: hagamos lo posible por recuperar el hábito de escribir y enviar postales por correo tradicional. Si bien la mayoría prefiere pasar las hojas de un buen libro, estaréis de acuerdo conmigo en que ¿no es MEJOR recibir una postal de navidad que el reenviado impersonal de facebook, email o whatsup? ¿No echáis de menos sentir la implicación, dedicación y el tiempo invertido en una postal tradicional? ¿Y qué me decíis de la emoción que da abrir el sobre (como si de un regalo se tratara...)?
Y si esa postal encima está hecha a mano, la emoción se multiplica. Personalmente son las que MÁS valor tienen (supongo que será por deformación profesional...) y las que MÁS me gustan. Como los Xmas de Núria Feijoo, ex-compañera de ilustración. Siempre he sido FAN de sus postales y ella lo sabe ;-)
Algunas postales handmade de Núria Feijoo, antiguas amistades del cole, alumnos míos o amistades que ya tienen niños ^^

Y a vosotros, ¿qué os ha parecido? ¿Qué opináis? ¿Sois de correo tradicional o digital?
Hacédmelo saber a través de vuestros comentarios ;-)

16 comentarios:

  1. laia, qué bonita esa postal que has hecho, te servirá para las próximas navidades. es típicamente tuya. la que me mandaste se la enseñé a mis padres, les gustó mucho.
    yo mando varias todos los años que hago escaneando imágenes navideñas de los tomos de esther. algún dibujo me he atrevido a hacer para concursos del foro, pero mi técnica no está muy depurada. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Chema. Ésa es la idea... De hecho voy a hacer la comanda de impresión YA para que no me pille el toro, como siempre... ;-)
      Bueno, tú tambien te lo curras seleccionando imágenes y componiendo tus propias postales made in Chema. Este año querré una tuya. Ya sabes cuál vas a recibir a cambio :-*

      Eliminar
  2. Laia, com sempre m'ha encantat llegir aquesta entrada. Jo també escrivia postals i fins i tot algunes també les dibuixava, però no havia currat tant com tu.
    Per cert la darrera molt maca i el paper de la pared és genial :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies, Teresa. M'ha portat força feina i el Ricardo estava negre corretgint-me l'estil perquè sóc més redundant que ell, que ja és dir (abuso de les oracions subordinades i els parèntesi, ho veus? XDD)
      Ja m'ho dec imaginar, ho portem a la sang les que hem cursat Belles Arts! ;-)
      És paper de Decoupage, molt finet, massa per enquadernar però amb paciència i molta cura, pot quedar resultón en aquests tipus de treballs

      Eliminar
  3. Una entrada molt "remember when", d'aquelles que m'agraden a mí, ben nostàlgica. I molt currada, tambè :-)
    M'ha fet molta gràcia això de la iaia "mecenes", i tambè veure postals de companyes de cole.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oi que sí? Per això t'he avisat :-)
      Ja t'ho he dit per whatsup, com pot ser que no hagi trobat cap postal teva de l'època en què anavem a les salesianes? Ni tan sols del Barraca! A veure si ho solucionem aquest nadal ;-)
      Sí, la meva àvia es preocupava molt de mí, a més era la meva padrina... Aix... la trobo a faltar... :'-(

      Eliminar
  4. ¡Qué bonitas son las felicitaciones navideñas! Tienes toda la razón Laia, debemos de recuperar esta bonita tradición y tu familia también tiene toda la razón al decir que eres una artista, ¡una gran artista!. Felicidades.
    Hecho de menos alguna felicitación dibujada por Trini Tinturé, ya sabes que tienen un encanto especial.
    La felicitación del cascanueces ¡me encanta! Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tus bonitas palabras, Coti!
      Bueno, de pequeña les hacía más "gracia" que fuera artista. Ahora, con los tiempos que corren, ya no tanto... :-P
      Ahora que la mencionas... ¡tienes razón! Mira que no incluir a Trini en el post... pero la descubrí tarde (su faceta como ilustradora de postales de navidad), mea culpa :-(

      Eliminar
  5. madre via, vaya viaje al pasado que acabo de hacer!!! me acuerdo que un año hice yo las felicitaciones y se las di a mis abuelos y tios... xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas hemos pasado por la fase del háztelo tú mismo antes de que se pusiera de moda y todavía más si teníamos espíritu creativo XDD

      Eliminar
  6. Laia, como ya te dije cuando me comentaste que mi post te había dado una idea, me halaga muchísimo haberte inspirado este fantástico post. Lo he disfrutado que ni te imaginas...

    Coincidimos en el punto de vista y, de refilón, en la época. Aunque me has evocado recuerdos que compartimos, no he dejado de notar la diferencia de edad. En mi época (a mi el EGB me pilló más en los 70 porque lo acabé en el 82) no escribíamos en catalán, más que nada porque no sabíamos hacerlo. Las postales que tu has puesto se corresponden a los años en que yo ya iba al instituto y allí ya no nos mandabamos felicitaciones. También comparto la opinión que es esta una actividad más femenina que masculina, salvando la excepción que constituye Chema que es un SOLETE.

    También coincido contigo en lo de la paga inexistente. Supongo que debía de pedir dinero a mi madre para poder comprar las postales, no lo recuerdo. Pero no llegué a tu faceta creativa que encuentro genial, aunquedurante un tiempo realicé unas revistas 'hand-made' con mis hermanos. Ya te las enseñaré. Por cierto, qué bonito nombre el de tu abuela Palmira.

    Me ha gustado mucho ver tus orígenes como artista. Y me ha hecho ilusión haber vivido, relativamente, el proceso del cascanueces. Tengo las dos primeras postales, la primera me la diste el primer día que nos conocimos y recuerdo que me impresionó, me pareció una maravilla.

    Muchas gracias por este maravilloso escaparate de nostalgia y arte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sílvia, tu comentario me ha llegado al alma. Muchísimas gracias por inspirarme y por hacer que rescatara del baúl de los recuerdos todas esas postales (y las que NO he encontrado o he tenido que dejar fuera porque me extendería demasiado...).
      No nos llevamos tantos años aunque he de confesar que a mí la inmersión lingüística me llegó en 3º de EGB. Luego, en 6º curso, fui a parar al colegio de monjas que menciono donde sólo había una única clase en catalán, la de llengua catalana, el resto, todo en castellano y con una disciplina rígida heredada del franquismo que tiraba de espaldas...
      La verdad es que la mayoría de mis compañeras se expresaban en castellano y sino que te lo corroboren ellas mismas ;-)

      Chema es, como tú has dicho, no de otro planeta, sino un ASTRO aparte :-*

      Yo tenía que pedir dinero o ganármelo haciendo tareas domésticas (siempre se me dió bien planchar la ropa) aunque reconozco que le sacaba petróleo a los recursos materiales que tenía en casa (con mi hermana llegamos a construirnos nuestros propios juguetes como un poblado de los pitufos hecho con mitades de cajas de zapatos). El día que me dé por recuperar esas manualidades para hacer "merchandising" inspirado en Snoopy, lo van a flipar todas... o cuando me dió por participar en todos los sorteos habidos y por haber (y recuperaba los sellos con técnicas no muy ortodoxas hasta que Correos me llamó la atención (por poco me muero...)). Buf... tengo anécdotas para parar un tren de toda esa época (grabar un programa de radio casero con mi hermana, escribir e ilustrar mi propio cuento infantil de una pandilla de amigos... ¡hasta una obra de teatro que representamos y todo!).

      Sí, mi abuela Palmira tiene un nombre poco común. Todo el mundo se lo dice :-)

      Ya continuaremos y retomaremos nuestros proyectos por privado ;-)

      Eliminar
  7. Qué recuerdos Laia!!!!!!!. Madre mía, como me encantaba escribir postales para mis compañeras del cole!!!!!. Muy bonitas tus postales del "Cascanueces". Besitos guapa!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien haber coincidido en esta bonita afición y tradición de escribir postales de navidad, Rosa! Muchas gracias por tus halagos. Encantada de que hayas aterrizado aquí :**

      Eliminar
    2. Laia yo era como tu, empece en el cole con l@s de clase, despues a los familiares, al principio me las curraba, pero como eran tanta y siempre me acordava tarde o a pocos dias de las fechas tirava de postales compradas y con las mismas y tipicas palabras, lo deje de hacer en dos ocasiones una a pocos años de casarme por no tener aquien mandar "eso estando en mi casa", y solo mandava a los familiares de parte de mi madre, osea tres o cuatro postales, despues como me vine a la casa familiar lo retome de nuevo pero lo hacia en nombre de toda la familia, despues mi madre se murio y deje de hacelo, lo echava de menos, lo retome por una conversacion que se hizo en el foro y como tenia muchas de las direciones de l@s del foro de Esther y del de Trini, me anime a mandar, empece con las tipica frase y eh ido cojiendo algunas del google que eh encontrado buscando que me han ido gustando, sobre las postales a veces han sido compradas del chino y otras del estanco y otras unicef o cruzroja, vamos de todo un poco, como mea ido la economia, el presupuesto y la oportunidad, pero me lo paso genial escriviendolas y escojiendo la imagen que gustaria a la persona elejida; siento que este año no te alla llegado mi postal, me da mucha rabia, si que me han devuelto una de una prima, seguro que a cambiado de direcion y por eso me la han devuelto; me encanta todoa las postales y como no la s echas por ti, yo ya sabia que tienes un arte dibujando ya que nos escribimos hace muchos años; tengo postales pero ya de mayor que me ham ido mandando la familia, pero de mi juventud o adolescencia no, no me las lleve conmigo y supongo que mi madre las divio tirar; me da pena porque recuerdo vagamente los nombres de mis amigas del cole y tanbien recuerdo le libro de firmas del fin de curso, pero donde andara, quie lo sabe.
      Me a gustado un monto tu blog, aunque sabes que siempre me gusta entrar en el, esta vez puedo poner algo de mi en el.

      Eliminar
    3. Bertha, me alegra que tengamos también esta tradición en común aparte de nuestra predilección por el cómic femenino de "Esther y su mundo" que fue la culpable de que nos conociéramos ;-)
      Tomo nota de pillar inspiración en las frases de Google, ¡qué bueno! A veces es difícil no caer en los topicazos...
      ¿No es posible que puedas recuperar las postales de tu infancia y adolescencia? Te pasa lo mismo que a Silvia, qué pena... (yo también he perdido muchas por el camino, no te creas...)
      Claro que sí, sé que tengo a una fiel seguidora que siempre me postea algo (al igual que Chema) y me alegra que este post haya unido nuestros blogs al tratarse el tuyo de recordar vivencias y recuerdos. ¡En nada nos quedamos y nos vemos!

      Eliminar